quarta-feira, 9 de março de 2016

WORK ON LANDSCAPES (1º ESO)

MAIN OBJETIVES

You have to explain:
- Link with the climate.
- Main landscapes and places in the world where we can find this landscape. (Geography)
- Most relevant vegetation (from trees to bushes or grass...)
- Importance for human beings (can it be inhabitated?)
- Most environmental risk that are suffering (deforestation, pollution, desertification, over exploitation, droughts, global warming, agriculture...)

DIFFERENT LANDSCAPES

1.  STEPPE -GRASSLAND- AND DESERT LANDSCAPES
2. TAIGA FOREST LANDSCAPES
3. MAGROVES AND HUMID LANDS
4. RAINFOREST.
5. CADUCIFOLIUS AND OCEANIC FOREST
6. SAVANNAH
7. HIGH MOUNTAIN AND TUNDRA LANDSCAPE 

Teamwork is extremely important!

sábado, 5 de março de 2016

KANT


THE IBERIAN PENINSULA IN THE MIDDLE AGE


APUNTES TRADUCIDOS AL ESPAÑOL: LA EXPANSIÓN DE LOS REINOS CRISTIANOS



1.        El reino de Castilla y León.
Después de la ocupación del valle del Duero, la capital del reino de Asturias fue trasladada a León por García I, más cerca de la frontera musulmana y no tan aislada como la costa cantábrica. Entre los siglos XI y XIII los reinos de León y de Castilla llevaron a cabo una serie de campañas militares que movieron la frontera desde el Duero hasta el Guadalquivir. En este proceso, a veces los dos reinos estaban unidos y otros separados , dependiendo de la sucesión de los reyes feudales (a veces el reino era dividido entre diferentes hijos, otras veces se unían de nuevo por matrimonios o por la muerte de los reyes, como ocurrió en la época del Cid Campeador). En 1230, ambos reinos quedaron definitivamente unidos bajo el rey Fernando III. Los reyes, por otro lado, no eran gobernantes con poder absoluto: la mayor parte de las veces dependían de sus buenas relaciones con la nobleza, pero ganaron independencia con la fundación de nuevas ciudades que dependían de ellos y pagaban impuestos.

En 1085, después de la conquista de Toledo por el rey Alfonso VI de Castilla, los reyes cristianos empezaron la reconquista del valle del Tajo. En 1147 fueron capaces de tomar Lisboa, pero en ese mismo periodo Portugal se convirtió en un reino independiente. Durante el siglo XII, las invasiones musulmanas hicieron que la frontera cambiase frecuentemente de lugar, y llevaron a un equilibrio de fuerzas entre cristianos y musulmanes. Sin embargo, en la batalla de Navas de Tolosa en 1212 y la consiguiente victoria de la alianza cristiana sobre los almohades significó el fin de cualquier intento musulmán por recuperar la hegemonía en la península ibérica.  La mayor parte de Extremadura fue reconquistada como consecuencia de esa importante victoria por el rey Alfonso IX. Cáceres, Mérida, Badajoz o Trujilo serán definitivamente cristianas entre 1223 y 1230.  En pocas décadas los valles del Guadiana y el Guadalquivir serán conquistadas y Sevilla, la principal ciudad musulmana del sur de España, será cristiana a partir de 1248. Solo el pequeño reino de Granada permanecerá musulmán hasta el final del siglo XV (1492).

La repoblación Cristiana en Castilla.
Una consecuencia de la Reconquista fue la necesidad de repoblar con población cristiana los nuevos territorios y reemplazar el gobierno musulmán por el cristiano. Aquí encontramos tres etapas en este proceso complejo:
-            La repoblación del valle del Duero (siglo IX-X), fue hecha por campesinos libres que venían del norte y que ya vivían en sus bordes. Estos reyes otorgaron fueros a las nuevas ciudades (Ávila, Salamanca, Zamora, Cáceres), con privilegios reales y la capacidad de crear sus propias leyes, fuera del control de los nobles.
-            La repoblación del valle del Tajo y Guadiana (siglo XI-XIII). Aquí la población cristiana era escasa, y los reinos crearon órdenes militares  para controlar estos territorios (Alcántara, Santiago, Calatrava). La posesión de la tierra se concentró en pocas manos y la nobleza ganó inmensos territorios y riqueza, creando latifundios (grandes propiedades). La mayor parte de los campesinos no eran libres, sino dependientes de estos nobles, y solo había unas pocas ciudades con fueros (Plasencia, Cáceres, Badajoz…).
-            Finalmente, el valle del Guadalquivir fue conquistado y la mayor parte de la tierra se dio a la nobleza en forma de repartimientos.  Aquí una parte importante de la población permaneció musulmana y la propiedad de la tierra fue todavía más concentrada en pocos nobles que en el resto del país.

2.        El reino de Aragón y la expansión por el mediterráneo.
Durante el siglo XII, la corona de Aragón empezó su expansión por el valle del Ebro. Después de tomar Zaragoza, Alfonso I de Aragón fue capaz de unir todos sus territorios de Aragón y Cataluña bajo un único reino. Sin embargo, este reino era más una federación que un estado centralizado por un rey fuerte como sucedía en Castilla. Esto significaba que Cataluña sería capaz de mantener sus propias instituciones y libertades independientes.
En el siglo XIII, Aragón completó la conquista de Valencia y de las islas Baleares bajo el rey Jaime I. Aquí acaba la Reconquista, puesto que la expansión hacia el sur fue cortada por la conquista castellana del reino de Murcia. Desde ese momento en adelante, la expansión de Aragón tendrá lugar en el mediterráneo.
La corona de Aragón adquirirá territorios a lo largo del Mediterráneo en el siglo XIII y XIV. Progresivamente ocuparán el sur de Italia (Cerdeña, Sicilia y Nápoles) e incluso por un breve periodo de tiempo gobernarán Atenas en Grecia. Las causas de esta expansión no son debidas únicamente a necesidades políticas o militares: había también importantes razones económicas. Barcelona se estaba convirtiendo en un importante centro comercial y el control político del mediterráneo occidental significaba que todas sus rutas comerciales estaban también bajo su poder. Esta expansión se prolongó incluso en épocas de crisis.
3. Política, sociedad y economía en los reinos cristianos.

Política: las monarquías cristianas.
Como resultado de la guerra, los reyes cristianos se hicieron más poderosos en términos políticos y militares que el resto de los reinos europeos. Las conquistas y campañas de saqueo les dieron un poder extra que después del siglo XI les hicieron lo suficientemente poderosos para pedir impuestos o parias a los ricos pero debilitados reinos musulmanes. La fundación de nuevas ciudades les dio un soporte importante contra los intereses de la nobleza.
Sin embargo, la monarquía nunca fue absoluta o todopoderosa, y su poder estaba limitado. Ellos dependían de buenas relaciones con la nobleza, y después del siglo XII, del acuerdo con las Cortes (el parlamento). Las cortes eran reuniones donde la nobleza, la iglesia y los representantes de las ciudades más importantes eran convocados por el rey y discutían sobre las decisiones del mismo (impuestos, leyes, guerras…). Las más antiguas de Europa corresponden a las del reino de León (Cortes de León de 1188). Pocos años después, todas las monarquías europeas dispondrán de sus cortes.

Sociedad: la mezcla de tres culturas.
La organización social y económica de los reinos cristianos era bastante similar a la que podemos encontrar en Europa en ese tiempo:
-            Una sociedad feudal basada en complejas relaciones entre la nobleza y los reyes (vasallajes), donde los nobles rendían homenaje a los reyes y a cambio recibían tierras.
-            Una sociedad jerarquizada (tres estados) basado en la distinción entre grupos privilegiados (nobleza e iglesia) y los no privilegiados (campesinos y burgueses –mercaderes, artesanos).
Sin embargo, el proceso de reconquista marcó diferencias con Europa.
a)        El proceso de reconquista condujo a remarcar la importancia de los valores de la nobleza y de la religión. En muchas ocasiones, era una guerra santa contra infieles y la iglesia ganó una relevancia muy importante en la sociedad. Como consecuencia de la guerra, la fortaleza militar de los reyes era más efectiva que en otras partes de Europa. Los saqueos y los impuestos pagados por los musulmanes tras el siglo XI, dieron a los reyes dinero extra para incrementar su poder.

b)        Después de reconquistar los nuevos territories, los cristianos tenían que compartir su vida con población no cristiana: musulmanes (mudéjares) y judíos. Estos dos grupos eran muy numerosos en el sur, y condujero a una sociedad relativamente tolerante de tres culturas que duraría al menos hasta el final de la edad media. Los mudéjares solían ser gente pobre, principalmente artesanos o campesinos, mientras que los judíos, por otro lado, eran extremadamente importantes y muy ricos. Los judíos eran los principales comerciantes y mercaderes de Castilla, y solían prestar dinero a los reyes castellanos para sus campañas militares.

Economía: Castila y Aragón.
CASTILLA: la economía de la península ibérica estaba basada fundamentalmente en la agricultura. Esto era especialmente importante en Castilla, que desde el siglo XIII en adelante comenzó a exportar lana a Europa y mantendría este comercio hasta el siglo XVI. Este mercado fue impulsado por los reyes, y Alfonso X crea la Mesta, que es una poderosa asociación de ganaderos (principalmente nobles y la iglesia). La mesta creó rutas de ganado trashumante (que se mueven de un sitio a otro) a lo largo de toda Castilla y provocó grandes centros de exportación como Burgos.
ARAGON: Barcelona fue capaz de convertirse en un importante puerto comercial y una de las ciudades más grandes de todo el Mediterráneo. Cataluña no exportaba materias primas, como Castilla. Esta región desarrolló una importante industria texti, y el control del mediterráneo le daba un mercado seguro donde poder vender sus productos. Cataluña exportaba su producción artesanal al sur de Italia y el norte de África, y era lo suficientemente importante como para abrir rutas comerciales con el Atlántico y el Mediterráneo oriental.-
Como resultado de esto, la sociedad catalana fue diferente de la de Castilla. Una poderosa burguesía comercial se alzó en Barcelona y tomó el control de la ciudad, desplazando a la nobleza en las decisiones políticas. Los comerciantes de Barcelona, y no los nobles, fueron los principales responsables de la expansión por el mediterráneo.